2015_05_23_Pesquerías Reales – Boca del Asno

Antes de comenzar a escribir esta crónica, considero necesario hacer una recomendación para quienes deseen seguir esta ruta: No olvidéis llevar un babero o en su defecto un paquete de Kleenex.

Se te cae la baba desde el minuto UNO.

Como si de un cuento de hadas se tratara, lo que parece una amenazadora puerta de frías barras metálicas, es en realidad una enorme mandíbula vertical que te engullirá. Ábrela y al cerrar sus enormes fauces tras de ti, te transporta en ese mismo instante  a un  mundo paralelo. Así de frágil es la frontera entre lo real y lo mágico, una puerta.   Este nuevo espacio-tiempo está  repleto de impenetrables bosques y tupida vegetación, de recovecos y senderos, arroyos,  presas y represas, praderas, las mejores vistas de las mayores cimas, fauna visible y faunos invisibles y un protagonista principal durante prácticamente todo el recorrido, el río Eresma.

2015_05_23_Pesquerías_010

Un panel permanente anuncia al caminante que se encuentra recorriendo la ribera del río Eresma, con todas sus características, pasos y parte de la historia de los lugares que cruza. El cartelón está construido en ladrillo y rematado por esos azulejos azulados que imitan los tradicionales portugueses, que con tanta maestría realizan desde hace siglos en el hermoso país vecino. De casi dos metros de alto por uno de ancho, está rematado con una graciosa alegoría y algún que otro detalle que te retrotrae al siglo XVIII.

Hechizado inicias tu “odisea”.  Tan ensimismado ruedas  entre los  robledales, que te dejas llevar por el suave vaivén de la senda y olvidas tomar testimonio gráfico de aquellos lugares por los que vas pasando para que otros lo disfruten y difundan.  Has de sobreponerte cual Ulises a los ” embrujos del paisaje y los cantos de sirena” para no adentrarte en los profundos bosques y desaparecer definitivamente en ellos.  Sigues el sendero  hasta llegar a la cola del embalse, donde aprecias los primeros restos de las grandes losas de granito con las que fue construido el camino de las Pesquerías Reales.  Mandado construir por un rey contradictorio, ilustrado y salvaje,  que se hacía llamar Carlos III, que además de ser gran cazador como todos los reyes, también  era gran aficionado a la pesca y  que entristecía cuando pasaba tres días sin poder salir a trotar los montes y ríos por atender asuntos de palacio. Hizo allanar en forma de aceras  las tortuosas y quebradas orillas, con escalones de piedra y de césped cuando el terreno lo exigía y construyó presas y represas con las que oxigenaba mejor sus aguas y que a su vez servían de diversión a sus peces. Sin embargo,  de nada servían los accesos carolinos si no disponía de los mejores anzuelos,  para ello y porque era rey, creó la figura del “anzolero” que da nombre a uno de los numerosos puentes.

2015_05_23_Pesquerías_002

2015_05_23_Pesquerías_004

2015_05_23_Pesquerías_006

2015_05_23_Pesquerías_008

Nuestro camino se aleja aquí del río y se adentra en los montes dirección Valsaín, que es Real porque acogió durante dos siglos, los veranos de la corte de los Austrias. Cruzamos nuevas puertas y cancelas que tornan  bosques en aserraderos,  pinos en pilas de troncos y la frondosa vegetación se abre en grandes dehesas mostrando generosas vistas a otro lugar mágico que…. no  debe ser escalado durante los inviernos: la Bola del Mundo. Quienes siguen estas crónicas saben a qué me refiero. Ejem ejem.

2015_05_23_Pesquerías_014

2015_05_23_Pesquerías_015

2015_05_23_Pesquerías_016

2015_05_23_Pesquerías_020

2015_05_23_Pesquerías_023

2015_05_23_Pesquerías_024

El calor hace acto de presencia y buscamos una vez más la umbría de los bosques  donde  nos adentramos. Jugamos y trepamos un rato entre las enormes rocas diseminadas por el suelo del bosque y tras un giro de 90º bajamos de nuevo hasta el río, donde nos toparemos con una obra excesiva y asaz defectuosa, un puente con tres ojos de distinto tamaño y factura.

2015_05_23_Pesquerías_025

2015_05_23_Pesquerías_026

2015_05_23_Pesquerías_027

2015_05_23_Pesquerías_029

2015_05_23_Pesquerías_035

El puente de Navalacarreta tiene un ojo cegado y otro, situado a distancia del cauce, porque el Eresma es río de fuertes crecidas. Seguimos desde aquí  un extracto de la letra de una crónica gabarrera llamada Coplas de los Puentes que dice así:

Arriba encontraremos
el Puente de Navalacarreta,
pararemos allí un poquito
descansará nuestra carrera.
Y desde allí nos vamos para arriba
hasta el Puente de la Boca del Asno
para merendar es muy bonito
y hacer un alto en el camino

Caminamos más para arriba,
¿qué nos vamos a encontrar?:
El Puente de los Vadillos tenemos
que el antiguo no existe ya,
también el Vado de la Reina
nos dice que el tiempo pasó ya.
Tiramos para arriba,
alcanzamos el Batán,
Peñagudilla y Minguete se juntan
el nacimiento del Eresma está.

Y así lo hicimos, lo encontramos y lo atravesamos.  Sorteamos rocas tan grandes como casas, vadeamos pasos del Eresma  donde pudimos comprobar en nuestros pies  las frías  temperaturas con la que bajan sus aguas desde  el Arroyo Minguete, punto final, cima y retorno de nuestra ruta.

2015_05_23_Pesquerías_039

2015_05_23_Pesquerías_040

2015_05_23_Pesquerías_041

2015_05_23_Pesquerías_043

2015_05_23_Pesquerías_044

2015_05_23_Pesquerías_047

2015_05_23_Pesquerías_048

2015_05_23_Pesquerías_050

2015_05_23_Pesquerías_053

2015_05_23_Pesquerías_056

2015_05_23_Pesquerías_057

En sus soleadas praderas nos detuvimos y  sentamos para secarnos y reponer energías. Apenas llegó ningún senderista ni ciclista hasta allí, pero si tuvimos una visita un tanto especial. Un zorro decidió que la comida de los humanos es más fácil de conseguir que acechar ratones o pájaros y se acercó y se acercó, como se acercan los zorros. Un momento de risas que fueron tornándose nerviosas y que terminó felizmente con la huída del “chito” ; )

2015_05_23_Pesquerías_059

2015_05_23_Pesquerías_060

2015_05_23_Pesquerías_061

2015_05_23_Pesquerías_062

2015_05_23_Pesquerías_063

2015_05_23_Pesquerías_064

En realidad no se fue del todo, puesto que varios kilómetros más tarde volvió a salirnos al paso en medio del camino. Esta vez no fue tan insistente y comprendió que no era bien recibido y desapareció definitivamente. El regreso lo hicimos por una trialera artificial, la que dejan las máquinas desbrozadoras y cortadoras con sus orugas. Un ancho pasillo, no exento de diversión, pero terrible cicatriz en medio del bosque,en continua bajada hasta llegar al destino. Siendo una ruta circular no repetimos nada más que unos pequeños tramos.

2015_05_23_Pesquerías_066

2015_05_23_Pesquerías_067

Al paso nos sale El Puente de Canales. Veintisiete pilares de piedra sustentan dicho puente, que también es acueducto y que se parece mucho al de Segovia. Tras sortear el paso por el río, serpentea entre  los bosques, abasteciendo con las aguas que bajan desde Peñalara los jardines y fuentes del Palacio de la Granja .

2015_05_23_Pesquerías_067_1

2015_05_23_Pesquerías_067_2

2015_05_23_Pesquerías_068

2015_05_23_Pesquerías_071

Alcanzamos de nuevo el embalse del Pontón Alto, pero en nuestro camino de  regreso tomamos los pequeños senderos que bordean dicho pantano, atropellando en esta ocasión una víbora que salió serpenteando como una centella  tras un recodo del camino. Regresamos al mundo real  internándonos de nuevo entre las férreas fauces, despertando del momento mágico experimentado frente a unas jarras de cerveza y unas raciones de La Granja de San Ildefonso. Que no es un mal despertar tampoco oye !!

Una ruta cinco estrellas porque así lo dijo mi mujer y no pienso contradecirla porque así lo creo yo también. Apta para todos los públicos y condición física.  Absolutamente recomendable.

2015_05_23_Pesquerías_072

Todas las fotos de la ruta en Flickr

https://flic.kr/s/aHskbM5yz3

Y ahora en Google+

https://plus.google.com/u/0/collection/U-09c

El tracka-trak de la ruta:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9752510

EL ZORRO.

MVI_4013

Saludos Bikernautas

Marter

4 Comments

Add yours →

  1. Ha sido una de las rutas más bonitas que hemos hecho. La crónica, en tu línea, muy bien narrada. Cuando quieras, hacemos otra.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bueno, bueno… Nos ponéis los dientes largos con esas rutas que os marcáis. Tiene que ser espectacular.
    estupenda crónica y fotografía 👍. Con estos paréntesis, las semanas son más llevaderas.
    Gracias😊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: