2015_11_07_La última ruta de “Katy”

El pasado fin de semana  Katy hizo su última ruta por La Horizontal…pero no la dejaron.

Los de siempre, los cazadores, habían decidido matar jabalíes por allí y tras 12 km. nos cortaron el paso obligándonos a dar media vuelta si no queríamos ser otro de sus sangrientos trofeos. Para hacer el camino de regreso un poco más variado, encontramos una pista paralela bajando campo a través unos cientos de metros. Tras rodar varios kilómetros por ella, enlazamos de nuevo con la pista principal, sin embargo una nueva bifurcación esta vez ascendente despierta nuestro sentido más aventurero. Era demasiado pronto para volver al coche, así que subimos por ella sin seguir ningún track, barajando dos opciones;  la más optimista que volvieran a unirse  a la pista principal más adelante y la más pesimista para observar la vertiente segoviana desde la cumbre y regresar por donde habíamos ido. Tras varios kilómetros por la cuerda larga,  atravesando frondosos pinares y admirando dese allí arriba las increíbles vistas del valle del Lozoya, encontramos el camino principal y dimos por finalizado el trayecto.

He de decir que de nuevo, estuve frente al sendero de días atrás. Volvió a tentarme con sus colores y entré en él, pero miré hacia atrás y oí crujir los huesos y muelles de la Katy…dudé. Ese sendero no era para ella. Su viaje había terminado en La Horizontal.

Recordé el día que la compré. Entré en la tienda sin saber nada de bicicletas. No sabía que había ruedas de 26″ y de  29″, aún no habían inventado las de 27,5″. Desconocía si tenía una horquilla de muelles en lugar de aire. Rígida o doble, 100 mm ó 140 mm. pedales sin calas, cambio Shimano de nueve velocidades, frenos Alivio…? Totalmente profano en temas  de bicis. Me gustaba su color y su estética, el cuadro más bonito del mercado. Poco a poco empecé a enterarme que existía un universo de componentes para bicis y la fuímos maquillando. Cirugía por aquí, potencia más corta, quitamos el plato grande,  colocamos unas cámaras tubelizadas,  bielas nuevas, un cambio SRAM X9,  frenos SLX, un poco de maquillaje por allá, llantas Mavic, pedales nuevos,  manetas naranjas a juego y quedó muy pintona.  Sin embargo, no merecía la pena seguir con más  liftings …sus muelles seguían crujiendo en cada ruta.

Queda como recuerdo este vídeo de tus andanzas y como banda sonora:  A song to say Goodbye!

El vídeo en Vimeo:

Saludos bikernautas

Marter

2 Comments

Add yours →

  1. Muy buena despedida!
    Ahora a rodar mucho con la FOXY!
    Que la disfrutéis!
    Un abrazo😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: