2016_01_12_Endureando por las Machorras y El Trofa.

Las lluvias caídas días atrás nos dejan los caminos impracticables.  Buscamos una ruta a prueba de barro y la opción de Hoyo de Manzanares es ganadora. A pesar de que visitamos esta zona recientemente y que encuentro algunos ya tramos familiares durante el recorrido, sus pistas de arena drenan estupendamente el agua caída y las trialeras de roca granítica son perfectas para rodar sobre ellas sin lodo.

Salimos un poco retrasados de tiempo desde Las Matas, tras soportar un atasco monumental en la A-6. Existe la opción de llegar hasta allí en Cercanías, Estación de Las Matas, tres kilómetros  más tienen la culpa.

Salimos  desde el pueblo siempre en sentido antihorario, esto es importante para pasar con más facilidad los tramos de subida que vamos encontrando y sortear los de bajada más divertidos.  Recorremos un buen tramo pegados a la tapia del Pardo, cuyos pasos utilizaban los vecinos de la localidad para acercarse a la capital a vender su leña o lo que fuere menester. Seguimos siempre en ascenso, a la altura de la finca el Pendolero, a la que una retro-escavadora estaba preparando una “autopista” de acceso. Hago aquí un inciso en la crónica: Se habla mucho de la erosión y el impacto ambiental  causado por las bicis en los  caminos. Esta zona, al igual que la próxima de LaBerzosa  está siendo arrasada por las máquinas, como pudimos comprobar en un ruta semanas antes.

Como iba diciendo, bordeamos  la privada finca-palacio,  y nos dirigimos hacia La Solana, por pistas en buen estado con algún tramo un tanto roto y senderillos muy divertidos, pero ciclables.  Una rápida pista nos acerca a un pequeño sendero situado a la izquierda que se introduce entre callejas y tapias de fincas, este tipo de entorno siempre me provoca una agradable sensación al rodar por el. Creo que me retrotrae a mi infancia por el pueblo, recorriendo las huertas buscando peras, manzanas y lagartijas a las que perseguir con los tirachinas y carabinas de perdigones. A parte de esos recuerdos, estos senderos semi-abandonados,  estrechos y sinuosos que encuentro en estas callejas, me resultan muy divertidos de recorrer. El tiempo perdido en la A-6 lo recuperamos evitando una subida bordeando Hoyo de Manzanares por su cara norte  y atajamos por estas fincas hasta retomar el track inicial a la salida del pueblo. Abandonamos el asfalto en Los Altillos y nos dirigimos a la primera trialera del día, Las Machorras. Zona esta de moles graníticas, sorteada por infinidad de senderos y pequeños escalones, muy divertida para bajar a buena  velocidad, eso si, atendiendo las torrenteras causadas por el agua en algunos puntos.

Al final de la primera bajada hacemos un bucle y volvemos a ascender desde Las Praderas de La Berzosa por Canto Macho, hacia El Chaparral, muy apropiado nombre, puesto que   supuestamente hay allí restos de decorados de cine del Far West, pero a mí se me han pasado por alto ; ( Prestaré más atención en próximas visitas a la zona. Desde  El barranco de las Joyas la bajada es contínua con algún repecho corto e  inesperado,  hasta la segunda parte de esta ruta, El Arroyo Trofa.

IMG_6459

Para iniciar esta senda , hay que saltar una barrera, cruzar la carretera Avda. del Pardo y en la  orilla opuesta se encuentra este precioso sendero.  Inicialmente transcurre por un trazado llano, donde podemos encontrar vegetación de ribera, así como pinos, encinas, enebros, jaras, tojos, ruscos, etc…  Atravesamos una sucesión de subidas y bajadas con roquedos graníticos cubiertos de musgo y líquenes (bioindicador de la calidad del aire). Nos encontramos aproximadamente en la mitad del recorrido y nos toparemos con unos escalones de piedra, que Doña Francisca González Olivares, esposa de D. Gabriel Enríquez de la Orden, propietario y promotor de la presa, utilizaba para ir andando a misa a la Iglesia de Los Mercedarios y que probablemente dejaron de ser utilizados a mediados de los años 70. Estos escalones  nos obligarán a echarnos la bici al hombro en los tramos de subida y probar nuestra destreza en los de bajada. Se llanea paralelo al embalse. Si observamos la orilla opuesta podemos apreciar juncos, como vegetación propia del borde del agua. A continuación, veremos encinas quemadas hasta llegar a la cola del embalse  de Peñascales.  Continuamos por el camino que desciende suavemente. A los 100 metros encontramos unas escaleras de madera y de piedra para descender a la cota de la presa Gabriel Enríquez de la Orden, que también da nombre a la calle que pone principio y fin a nuestra ruta.

Ruta  5 estrellas por sus divertidas trialeras y su preciosa senda final.

El track en Wikiloc:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11933059

El Vídeo de la ruta en Vimeo:

Las fotos en Flickr:

https://flic.kr/s/aHsksZd54B

Un saludo bikernautas

Marter

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: