El corazón de la Sierra de Cazorla

Cuesta llegar al corazón de las cosas, pero una vez conquistado este, las satisfacciones compensan con creces el esfuerzo realizado y un estado de felicidad te embriaga ante el reto conseguido.

64,11 KM. recorridos

8 horas y 25 minutos sobre la bici.

1.547 m. de desnivel acumulado.

Nunca imaginamos que una ruta en Jaén, a pesar de ser Parque Natural, nos deparara tantas y tan variadas sorpresas. No conocíamos nada de aquellos parajes y sin embargo, hemos descubierto un territorio repleto de flora y fauna salvaje tras cada recodo del camino, paisajes de cerros superpuestos, difuminados en azules y turquesas en la lejanía del amanecer y montañas teñidas por los tonos ocres de este otoño tardío. Embalses y lagunas en altiplanos, cauces subterráneos horadando montañas con ventanas desde donde asomarse al vacío  para contemplar un profundo y estrecho cañón al que habrá que bajar. Restos de cascadas ahora secas, que invitan a imaginar sus aguas en caída libre desde 100 metros verticales. Cañones y gargantas que aquí llaman Cerradas siguiendo el revirado curso del río, adornado con sinuosas pasarelas de madera “que a los de Madrid nos llaman la atención, acostumbrados a ver tanto asfalto”.

Pero es una ruta muy dura, hay que ganárselo. Los 32 km iniciales de ascenso son por carretera asfaltada que al rato se convierte en pista. No posee grandes porcentajes de desnivel ni rampas explosivas, pero te vas gastando metro a metro. En Cazorla el pedaleo no cunde. Algún pequeño respiro que habrá que volver a escalar. Ni un alma en esta primera parte del recorrido, tan solo un grupo de ciclistas cordobeses llamados Los Califas, que nos adelantan y nos dan la terrible noticia de que aún nos restan “do hora p’a coroná y aluego t’o p’a bajo”. No pasaría ni media hora cuando  volvimos a encontrarlos pero esta vez en retirada. “Oseluiiii ere una mariconaaaa”

Desde ese  momento, tan solo el ir y venir  de los numerosos 4×4 de las empresas de “turismo in-activo”  transportando viajeros comodones que desean ver corzos, muflones, ciervos, cabras montesas, gamos, zorros, grullas…. sentados tras una ventanilla, como si de un safari se tratara. Nuestro rodar tranquilo y silencioso nos permitió ver todas estas especies a lo largo del itinerario. Lógicamente, al acercarnos a ellos desaparecían entre la arboleda. Excepto un zorro, gordo como un trullo, que decidió acompañarnos un buen trecho esperando su premio, acostumbrado a comer de la mano de los humanos.

Tras la agotadora, interminable  y desesperante ascensión, cuando las fuerzas flaqueaban y aparecían los síntomas del  agotamiento, cuando parecía que la ruta elegida sería un fracaso por anodina y repetitiva: pista,curva montañas a la derecha, pista, curva, montañas a la izquierda.  Cuando estuvimos tentados  de subirnos a uno de esos jeep y abandonar, persistimos. Conseguimos llegar al punto más alto de la ruta  y tras atravesar una barrera metálica que separaba el calvario de la gloria, todo cambió de repente…. a mejor!

Iniciamos en ese punto un interminable y veloz  descenso entre sombreados bosques hacia todas las sorpresas del día.

-5 KM. de pista ancha siguiendo el curso del arroyo hasta la Laguna de Valdecazores sin dar un solo pedal, dejándonos caer. Qué alivio para recuperar la sonrisa y las energías.

-Cruzamos presas y diques sin agua. Un estrecho puente nos cruza al otro lado, en el Embalse de los Órganos, donde nace el verdadero motivo de este viaje: El Río Borosa.

-Un estrecho sendero a media ladera, nos conduce durante un kilómetro paralelos a una acequia que lo canaliza.  Esta se introduce en la montaña a través de una cueva por estrechísimos y oscuros túneles donde nos vimos obligados a rodar por dentro de las acequias que trasportaban el agua para poder pasar.

-Nada más salir al exterior, un empinado y pedregoso camino aéreo nos deposita en cuestión de segundos en el fondo del cañón, tras un arriesgado descenso casi vertical. Al final nos espera la cascada El Salto de los Órganos.

-Los siguientes 4 km de descenso, continúan siguiendo el curso del río hasta la central eléctrica. Son una delicia para quienes gustan del enduro y de las bajadas técnicas. Un terreno roto, repleto de curvas, pedreras y escalones de medio metro, donde una buena inercia juega a tu favor si no quieres que tu rueda se atragantarte con tantas piedras. Adrenalina pura entre farallones verticales. Brutal!

-Desde la central hasta la piscifactoría, seguimos bajando mientras se suceden tramos de pista amplia con estrechos senderos, siempre a la vera de pequeñas cascadas y regatos.

-La última sorpresa del día o de la tarde, dadas las horas que eran en ese instante, llega en la bifurcación de la pista. No dudéis en tomar el desvío de la izquierda, el más complicado. Llegaréis a La Cerrada de Elías, un estrecho sendero de difícil paso para las bicis. Sin embargo, tras los primeros 150 metros, el camino se abre y se convierte en pasarelas de madera donde se encajona el cauce del río hasta finalizar en la piscifactoría. Una gozada de trayecto.

El resto de kilómetros, hasta nuestro destino, se dejan hacer con facilidad por carretera, porque estamos realmente cansados y abrumados por la sucesión de sorpresas encontradas.  Esta sensación perdura aún hoy y los momentos se agolpan en mi cabeza mientras escribo este blog.

Al día siguiente nos detuvimos en Cazorla, el pueblo. Visitamos el castillo  de la Yedra, las  ruinas de la Iglesia de Santa María y las bóvedas subterráneas del río Cerezuelo, donde nos contaron una bonita historia sobre el origen de la Tragantía. Una sirena que amenazaba así:

Yo soy la Tragantía – quien me vea – 
No verá la luz del día – Ni la noche de San Juan

Bueno, esto lo dejaré para un blog de historias y leyendas.

Tengo que destacar el tesón y la fuerza de voluntad que demuestra Mary en cada salida. Eres una campeona.

El track en Wikiloc:

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20590679

Las fotos Flickr:

https://flic.kr/s/aHskqGHHoE

El vídeo en Vimeo:

Saludos Bikernautas.

Marter

 

 

 

2 Comments

Add yours →

  1. Que bonita y que fauna más oronda, el 🦊 estaba de buen año😂
    Una zona más para conocer.
    La bajada brutal, muy chula.
    La música del vídeo muy apropiada.
    Buen trabajo.
    Un abrazo
    Naty

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Zona Enduro MTB

Encuentra lo necesario para tu viaje de enduro mtb

El Yari

Sharing my passion for MTB / Compartiendo mi pasión por el MTB

BIKE AGAINST THE MACHINE

Life, earth, bike

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: