El Túnel de la Engaña

Saludos Bikernautas.

En la última ruta del año hemos cambiado la bicicleta por botas y bastones para recorrer los márgenes del Río Yera y el Aján. Podría decir sin lugar a equivocarme, que la ruta PR-S 75 que nos conduce hasta el tristemente conocido y abandonado túnel, es la ruta más bonita que puedes realizar en Cantabria, pero esta tierra no deja de sorprenderme una y otra vez, así que me reservo esta afirmación hasta que haya recorrido todos sus caminos, montañas y playas. Una tarea imposible puesto que Cantabria es infinita.

Un poco de historia

Este túnel era el último escollo de tan solo 7 Km, que debía salvar la faraónica obra de ferrocarril Santander-Mediterráneo, que pretendía unir el mar Cantábrico (puerto de Santander) y el mar Mediterráneo (puerto de Sagunto) tras un recorrido total y finalizado de 732 Km. Estos escasos 63 km que separan Cidad de Valdeporres y la ciudad de Santander. En la mitad de este pequeño tramo se realizaron la explanación y la obra civil, pero la vía no llegó a instalarse nunca.

En esta línea inconclusa, el Túnel de la Engaña, de 6976 m de longitud y en el que se emplearon 19 años de trabajo en lugar de 52 meses y que no llegó a utilizarse nunca, ha sido hasta fechas recientes el túnel ferroviario español de mayor longitud. A pesar de esto, muchos camiones lo atravesaron cuando las grandes nevadas obligaban a cerrar el puerto del Escudo y el de Estacas de Trueba, pero en octubre de 1999 quedó bloqueado tras un desprendimiento en su interior.

Para las obras, realizadas originalmente por los reclusos republicanos, se construyeron en 1942 dos poblados (ahora abandonados). Uno en Pedrosa de Valdeporres (Burgos) y otro en Vega de Pas (entonces provincia de Santander) con una población de 370 y 190 presos respectivamente. Estos reclusos, conmutaron sus penas de muerte por trabajos en el túnel y tras varios años, obtuvieron su libertad, recibiendo una paga igual que el resto de obreros venidos de todas partes de España.

Las razones de la clausura de esta línea ferroviaria apuntan a que las presiones recibidas por el gobierno de Franco, no fueron por motivos técnicos, sino políticos, directamente de las autoridades y empresarios vizcaínos, que veían en este ferrocarril una competencia innecesaria para el puerto de Bilbao en beneficio del de Santander.

Una vez más, los políticos manejando a su antojo y en su propio beneficio el destino de los ciudadanos.

Vamos con la ruta.

Son tan verticales y profundos los valles pasiegos, que el sol no llega a ellos hasta bien avanzado el día. Y casi nada más llegar se va de nuevo a las peladas cumbres, víctimas de los numerosos incendios que tornaron
el dorado pelaje de sus laderas, por extensas manchas negras. A esta hora de la mañana, los rayos de sol no han llegado para calentar el manto de rocío blanco y helado que cubre todo aquello que permanece inmóvil en el valle. Nuestras primeras pisadas se convierten en sonoros y crujientes sonidos, mezclados con multitud de cascadas y pozas naturales que discurren río arriba, lo que nos obliga a asomarnos una y otra vez entre la frondosa vegetación ribereña para contemplarlo. No podemos evitar imaginar cómo será en verano chapotear en esas piscinas naturales.

El río va dando paso a estrechas callejas de piedra que delimitan fincas y en cada una de ellas, la inconfundible cabaña pasiega, con su gran escalera de piedra, su techo avanzado a modo de solana y sus establos ocupando la parte baja del caserío para aprovechar el calor del ganado. Hay cientos de ellas diseminadas por toda la región, la gran mayoría en estado ruinoso o en venta, si es que aún queda algún miembro de la familia pendiente del patrimonio heredado. Entristece ver cómo la naturaleza recupera lo que le fue arrebatado durante décadas por los viejos pasiegos, levantando sus viviendas y delimitando las lindes de sus prados más allá de los límites lógicos de la gravedad.

Entre estrechas callejas y preciosos puentes pasiegos seguimos remontando el río hasta donde se cierra el valle. Una pista de grava nos conduce a las primeras edificaciones del desafortunado ferrocarril. Son los barracones de los ingenieros y sanatorios. Ahora son ruinosos establos de ganado. Seguimos ascendiendo y llegamos al punto más alto de la jornada, la estación fantasma de Yera. Nunca circuló por ella ningún tren, aunque fue inaugurada. Al igual que los barracones, se encuentra en estado ruinoso a pesar de tener unas vistas privilegiadas de todo el valle. Desde aquí seguimos el camino por donde debieron ir las traviesas de las vías y enseguida nos encontramos con 4 túneles. El Morrito el más corto. El Morro, es el de mayor longitud. El Empeñadiru y El Majoral. Este último está junto al destartalado edificio donde se alojaban los presos durante las obras de excavación. Nos adentramos en el, colonizado igualmente por el ganado. Las vistas desde sus ventanales al valle son inmejorables. Cómo se pudo dejar todo esto en el olvido?

Salimos de las ruinas y atravesamos el Majoral. Tras un breve paseo por un camino que parece no conducir a ninguna parte, llegamos al objeto de esta ruta: El Túnel de la Engaña. Permanecimos un rato frente a su boca de entrada, escuchando el discurrir de las filtraciones de agua por sus paredes, sintiendo la humedad que proviene de sus entrañas y del río Engaña a su costado. Decidimos no entrar en èl porque existe riesgo de desprendimientos, como el que ocurrió en el año 1999, que taponó definitivamente el paso a aquellos vehículos que intentaban pasar cuando la nieve cerraba los puertos de Estacas y el Escudo. Tampoco llevábamos frontales con lo cual, habríamos hecho un recorrido de varios kilómetros en absoluta oscuridad. Ir p’a n’a…!

Regresamos sobre nuestros pasos hasta el edificio de los reclusos, allí tomaríamos un desvío a mano izquierda que desciende hasta el río Aján, afluente del Yera. Seguiremos este curso fluvial hasta el final de nuestro viaje.

Durante el trayecto de ascensión por el río Yera hemos alucinado con los prados, las granjas, las callejas y alguna cascada. Sin embargo el regreso por el río Aján es de una belleza indescriptible. A lo largo del río se suceden un sin fin de cascadas y saltos de agua, pozas naturales y profundos pozos. Cada recodo del camino te sorprende con rincones mágicos, repletos de “intríngulis” para acercarse a ellos. Inolvidable.

Así llegamos tras 6 horas de recorrido al punto de partida en La Vega de Pas. Allí comimos. Hubiéramos deseado un cocido montañés, pero a esas horas ya habían arrasado con todas las existencias el resto de turistas.

Sin embargo si que nos aprovisionamos de los postres típicos de la zona como son los sobaos y las quesadas pasiegas en una de las tiendas de productos artesanos.

Para terminar, una buena noticia: Hacía tiempo que tenía echado el ojo a esta ruta pero no tenía datos suficientes para lanzarme a recorrerla en bicicleta. Gracias a estos itinerarios senderistas, he podido constatar que…… Esta ruta es ciclable en un 95 % !!!.

Recomendación

Si deseas más información sobre estas montañas y sus gentes, no dejes de ver la película titulada La vida que te espera. Dirigida por Manuel Gutierrez Aragón y protagonizada por unos actorazos como Marta Etura y Juan Diego, Luis Tosar…..etc.

El track de la ruta:

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/sendas-del-yera-y-ajan-tunel-de-la-engana-31813117

Las fotos de la ruta:

https://flic.kr/s/aHsmpjUMJj

Vídeo de la ruta: En Youtube se ve mejor

Entra en la órbita Bikernautas y comparte, likea, comenta….si te ha gustado.

Feliz Año a todos los Bikernautas y Sendernautas.

Marter

5 Comments

Add yours →

  1. Me ha impactado la historia de este ferrocarril hasta tal punto que no he parado de buscar información desde que terminamos la ruta.
    El resumen que has hecho deja muy claro las muchas incongruencias que cometen los seres humanos😞
    A pesar de ello, no se puede acabar el año con una ruta más bonita por mi Cantabria infinita. Me han sorprendido cada uno de los rincones y creo que en bici puede ser un puntazo. Me apunto ☝️

    Me gusta

  2. francisco Valiente 1 enero, 2019 — 11:44 pm

    interesante ruta , me ha encantaó otra que la hubiera gozado pues tiene muchas de las cosas que me gustan en una ruta, como siempre buen resumen y magnificas fotos. Un abrazo

    Me gusta

  3. me paso como a ti Mary ,estuve rebuscando mas info después de andar por allí y conocer un poco la historia,
    Llevo un par de años flipando con el norte burgalés y sus Merindades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Remember

Viajero del tiempo

SEVIATELLE

Pulseras elegantes para hombre y mujer

the dan milner photography blog: tales of an adventuring photo chimp

the how, why and where of adventure photography

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

Zona Enduro MTB

Encuentra lo necesario para tu viaje de enduro mtb

El Yari

Sharing my passion for MTB / Compartiendo mi pasión por el MTB

BIKE AGAINST THE MACHINE

Life, earth, bike

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: