2014_11_09_La Cabrera_Valdemanco_Collado _Medio Celemín_La Cabrera

Infinidad de veces he circulado en mi coche por la A-1 en dirección a mi pueblo y viceversa. Y siempre,  al llegar a la altura de La Cabrera, apartaba ligeramente la mirada de la carretera y  buscaba en este monte-isla caminos o senderos q lo surcasen entre las rocas plutónicas y macizos graníticos. Me resultaba impensable que en ese escenario berroqueño pudieran encontrarse sendas o caminos ciclables.  Sin embargo, algo me hacía presagiar que entre aquellas moles de granodiorita y esos matorrales habría algo más. Efectivamente, mi desarrollado sentido arácnido no falló y pudimos disfrutar de una variada y sorprendente ruta .

Como ya es sabido , era puente festivo y una vez más hubo diáspora en el grupo de los habituales. Así q cada uno por su lado. Unos de fiesta de cumpleaños,  otros de boda familiar  (por cierto muy bonita y muy agradable y no lejos de allí), otros de viaje y no de placer precisamente,  y mis amigos César y Rocío  recorriendo prácticamente los mismos senderos, pero con 24 horas de antelación. Las sensaciones  y comentarios que  ellos me trasmitieron me animaron a realizar la ruta a pesar de unas previsiones climatológicas poco halagüeñas que afortunadamente no se dieron.
Así que tomé prestado de Wikiloc un track del Club Bikes 101 que me pareció asequible en kilometraje y desniveles para no alargar la ruta más de lo recomendable.

El Hostal el Cancho del Águila (Ctra. A-I , km 60,3  28751 La Cabrera – Madrid ) situado a los pies de  la imponente silueta  del Pico de la Miel,  es un buen lugar como inicio de la travesía, parada y fonda.  Tiene una explanada amplia, muy transitada por camioneros y gente de paso. Perfecta para dejar el coche “vigilado” mientras dura la travesía. Con un lavadero de bicis sería ya el no va más ; )

Desde allí iniciamos la andadura por un tramo de la antigua N-1. Tomamos el primer desvío a la derecha y atravesando algunas calles del pueblo  encontramos los primeros caminos no asfaltados que ya no abandonaremos hasta llegar a Valdemanco.

Antes  nos toparemos con las primeras rampas de subida por terreno escarnado y roto.

2014_11_10_La_Cabrera_009

Las bonitas planicies y planchas de granito que invitan a jugar sobre ellas.

2014_11_10_La_Cabrera_004

Y un camino de subida de cemento hasta alcanzar el Monasterio de San Julián y San Antonio, habitado y gestionado por misioneros Identes, pero que a esas horas intempestivas permanecían aún dormidos.

2014_11_10_La_Cabrera_014

Aquí nos encontraremos un mirador panorámico desde el que disfrutar de unas espectaculares vistas del valle.

2014_11_10_La_Cabrera_017

El tramo desde el monasterio hasta Valdemanco son 3 km de trialeras rotas , pedregosas y  llena de roderas técnicas, algunas de 50 cm de profundidad debido a la erosión de las últimas lluvias , por lo que hay que extremar la atención.

Desde Valdemanco comienza una subida constante y tendida de otros 3,5 km hasta coronar  a 1.309 m. el collado del Medio Celemín  donde se encuentra un paso natural de menor relieve que comunica Bustarviejo con el Valle de Lozoya. Allí debían pagar los vecinos de Bustarviejo que usaban este paso para llevar el grano a moler a los molinos de agua o aceñas que había en el Valle de Lozoya. La tarifa era de medio celemín de grano que los recaudadores del Señor de Buitrago se encargaban de cobrar a cada uno de lo vecinos que quisieran utilizar el paso. El que se negaba a pagar no tenía más opción que trepar por los riscos de La Cabrera o dar un considerable rodeo.

2014_11_10_La_Cabrera_020

Me hacían la reflexión sobre lo poco que han cambiado las cosas hoy en día  en cuanto a recaudar impuestos camuflados de peajes y tasas.

Conviene detenerse allí arriba, mientras  contemplamos sentados al socaire o al socallo que dicen en mi tierra , la dentada y escarpada silueta norte de la montaña, el  extenso Valle del Lozoya y la mancha azul del Pantano del Atazar.
Retomamos el camino  casi siempre de bajada por el Camino Real Segoviano q es amplia y divertida  para disfrutar la bajada. Y nos adentramos en la parte más bonita de la ruta entre  jaralesmelojosencinaschopos o sauces y atravesamos en varias ocasiones arroyos y cauces dependiendo de las últimas lluvias. Una delicia de terreno.
El final lo marca el paso sobre la A-1.
Allí nos espera otro tramo técnico de 8 km con varias subidas explosivas y no por ello menos atractivas.
Regresamos al punto de partida bajo el imponente máximo del Pico de la miel.
En definitiva, una ruta muy recomendable.
Fotos en Flickr:
Track de la ruta
Saludos bikernautas
Marter

2 Comments

Add yours →

  1. Muy bonita la ruta, una cronica superior y unas ganas locas de poder hacerla algún día esta vez si, todos juntos.
    Ya espero pronto el timbre de nueno email para poder ver y leer la siguiente entrada.

    Me gusta

    • Gracias Roberto, ciertamente es una ruta sorprendente y divertida. Estoy seguro que en un futuro no lejano la haremos todos juntos y te gustará.
      Cuando oigas el próximo timbrazo de tu mail, formarás parte del grupo de los protagonistas de la crónica.
      Esta vez en el Hayedo de la Tejera Negra.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entamadas

Crónicas de un descarriao

Juanjo Alonso Kapitan Pedales

Viajes, deporte y aventura

El Blog de Alakan

Historias, fotos, Track de mis rutas en mtb y senderismo.

ProjectMTB

Tus mejores experiencias sobre una mountainbike

rodandoporti

Aventuras en Bicicleta, un estilo de vida!!

- allmountainmadrid -

- enduro mtb -

A %d blogueros les gusta esto: